lunes, 28 de marzo de 2011

¿Pilas eléctricas en la antigua Persia?

En 1936, durante unas excavaciones en una colina de Kujut Rabua, una aldea al sureste de Bagad, los trabajadores del Departamento Estatal Iraquí del Ferrocarril descubrieron una vieja tumba de mas de 2000 años cubierta con una losa de piedra, en cuyo interior hallaron, entre otras cosas, unos recipientes muy singulares de arcilla, con forma de jarrón y de color amarillo claro. En su interior había un cilindro de cobre, fijado a la embocadura del cuello. Dentro del cilindro había una barra de hierro. El arqueólogo alemán Wilhelm König, entonces a cargo del Laboratorio del Museo Estatal de Bagdad, lo identificó como una probable pila eléctrica. Interponiendo entre el cobre y el hierro un electrolito este dispositivo puede producir un potencial de aproximadamente un voltio y medio. En el vídeo se observa como podría funcionar con zumo de uvas como electrolito. Algunos también especulan con la posibilidad de que pudiera usarse para dorar o platear joyas por electrodeposición.



Los escépticos rechazan que hayan sido usadas como pilas ya que no se ha hallado resto de ningún posible electrolito ni tan siquiera pequeñas trazas. Además el baño electrolítico sería muy lento ya que para conseguir una deposición de unos 10 gramos de plata se necesitarían al menos 7 días de funcionamiento de la supuesta pila en condiciones óptimas. Por otra parte cualquier electrolito ácido habría terminado por descomponer la barra de hierro en uno o dos años.
Actualmente se desconoce el paradero de estos objetos que desaparecieron del Museo Estatal de Bagdad durante los saqueos que tuvieron lugar en 2003 durante la II Guerra del Golfo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario